Pieles muy atópicas

Piles atópicas

Isabel García nos comentaba en nuestra fanpage que deseaba saber un poco más sobre pieles muy atópicas y como enfrentarse a esta problemática.

 

Esta cuestión es muy preocupante, pues cada vez se están dando más casos de pieles muy dañadas por diversos síntomas; ezcemas, psoriasis, escamaciones, enrojecimiento y/o sufrimiento de picores en la piel.

 

Estas cuestiones las suelo comentar muchas veces a mis clientas y por ello, escribí varios artículos en este blog para procurar frenar la problemática lo mejor posible. Puedes leerlos pinchando aquí y aquí.

 

Siempre suelo decir lo mismo, no soy dermatóloga con lo cual siempre recomiendo la visita a un especialista para que pueda tratar la dermatitis atópica. Sabemos que es una enfermedad crónica muy difícil de curar, pero con tratamientos acordes, lograremos mitigarlo. Lo que no tiene sentido es que nuestra preocupación nos conduzca a atiborrarse de pastillas corticoides y luego estemos todos los días bañándonos con geles baratos y repleto de tóxicos. Así que, primera recomendación importante, elige un dermatólogo naturista y elimina de tu neceser cualquier crema o jabón que tenga en su composición ingredientes químicos.

 

En mi artículo “Dermatitis Atópica. Guía y cuidados” (pincha aquí) hablo sobre qué es dicha enfermedad, cuales son sus síntomas y cómo afrontarlos gracias a la guía que adjunto al artículo y que os podéis descargar en vuestro ordenador. Con lo cual, en esta ocasión me centraré en diversas alternativas para afrontar el problema.

 

Tres manera fundamentales de conducirnos hacia una piel más sana y mitigar los brotes de dermatitis atópica:

* Elegir un dermatólogo que abogue por lo natural.

* Hacer nuestros propios jabones y cremas.

* Buscar alternativas a la medicina tradicional.

 

Elegir un dermatólogo que abogue por lo natural

 

Estoy cansada, muy cansada de ver casos alarmantes de dermatitis aguda tratados sólo con corticoides. Tener mucho cuidado a la hora de elegir dermatólogo. En algunos casos, tras estas clínicas lo único que existe es un negocio muy lucrativo y enorme con relación a los medicamentos. Por tanto, poco o nada les va a importar el estado que sufra tu piel. La cuestión es medicalizar a diestro y siniestro para mantener la industria farmacológica en auge.

 

 Hacer nuestros propios jabones y cremas

 

Antes que comprar productos higiénicos de dudoso origen en sus ingredientes, lo mejor es o bien comprar productos cosméticos con sello ecológico o en su defecto, elaborar nuestras propias cremas y jabones. Es la única manera de ser precavidas ante la enfermedad, además de tener la seguridad que en el producto sólo hay ingredientes 100% naturales. Si decides elaborarlos, incluso puedes elegir hacer un jabón específicamente para evitar pieles secas utilizando manteca de karité o para pieles muy sensibles, hacer un jabón sólo con aceite de oliva y un aceite puro de caléndula. En cuanto a cremas, elaborar una crema oleo-calcárea es la mejor opción para pieles muy atópicas.

Si todavía no sabes hacer jabones, este mes tienes la oportunidad de aprender a elaborarlos. Te aconsejo acudas a mi próximo taller de “Elaboración de jabones” (pincha aquí para ver calendario). Donde además de aprender a hacer jabones, podrás lograr hacer la receta más idónea para tu piel. Pronto os ofreceré toda la información sobre este taller y abriré el plazo de inscripciones.

 

Buscar alternativas a la medicina tradicional

 

Si ya has encontrado un dermatólogo naturalista, o por lo menos, que apueste por alternativas a la medicina tradicional, estoy segura que te planteará remedios naturales. Además de ofrecerte mejores consejos para combatir la dermatitis atópica.

Entre esos tratamientos naturales que te indiquen, probablemente dirán que comiences con la Haloterapia. Uno de los tratamientos que están funcionando muy bien para pieles muy atópicas. Sería un tratamiento complementario a los hábitos higiénicos naturales que debes llevar a cabo para mitigar los brotes dermatíticos.

La Haloterapia para pacientes de dermatitis atópica está indicada como tratamiento complementario ya que el aerosol de cloruro de sodio seco tiene una propiedad bactericida y viricida, actuando de este modo sobre todos los agentes patógenos en la superficie de la piel, gracias a las propiedades de la sal, que es antiinflamatoria, antibacteriana y antiséptica. Además, el efecto relajante que ejerce la sal sobre el cuerpo actúa sobre los desencadenantes psicológicos que empeoran las manifestaciones de las enfermedades dermatológicas.

Más información pinchando aquí

 

Bueno, amigas, por hoy esto es todo lo que puedo contaros. Espero haber profundizado un poco más en la problemática de las pieles muy atópicas y sobre todo, confío que vosotras, al igual que yo, sepáis que esta enfermedad en muchas ocasiones puede remediarse con una vida equilibrada, más natural y sencilla. Huyendo de todos esos agentes químicos que encontramos en nuestro entorno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Jabones Naturales y Regalos para Bodas

%d a los bloggers les gusta: